TEXTOS

De éso se trata

"Balas de amor" de Antonio Smash (2010)

 

 

Antonio es el árbol más vivo de nuestra música porque está continuamente sembrado.

 

Una vez me contó una de esas historias pequeñas que son grandes porque son como esas semillas que contienen toda la genética de una forma vida, que en su caso es siempre nueva:

Estaba estudiando batería en el cuarto, en el último piso de la calor del Tardón sevillano, en su cueva del tesoro en la que rebusca a diario desde hace décadas poder hacer realidad lo mejor que le suena por dentro. Era por la mañana y ya llevaba dos horas dando caña; ya no estaba estudiando,  ya  estaba tocando, con ese ambientazo que sólo él es capaz de generar porque hace las cosas como las hace. Su compañera, Lourdes, llamó a la puerta, abrió y, con la cara blanca, le dijo: “Antonio, hijo...es que está botando el piso...”, a lo que Antonio, empapado en el sudor de su ritmo, le respondió: “...si es que de éso se trata, Lourdes...de ÉSO se trata...”.

 

Ahí puede saborearse lo mucho que se puede aprender de Antonio: se trata de hacer Música Vacilona, de buscar algo guapo y ponerle toda la energía y el corazón, de provocar así que se mueva la tierra en que vivimos, de que se menee y cambie este mundo en el que estamos, de no quedarse quieto ante la realidad; se trata de perseverar en meterle mano al compás de la tierra hasta hacerla vibrar.

 

Con Antonio empecé a enterarme de qué cosa era tocar Música Vacilona en un grupo (“Un grupo tiene que ser una Mafia, una Familia, para combatir así a la otra Mafia, la de verdad...”), en esta Sevilla de fin de siglo, madre de lo más innovador y lo más conservador de nuestra música, y de lanzarlo así hacia el mundo. Comencé a tocar mi guitarra flamenca en Veneno en el año 95 y Antonio era el timón de nuestro barco desde sus baquetas y desde su forma de tocar y de encararse con la Música, que transforma siempre lo que interpreta y lo hace sonar siempre más verdadero. En esa finísima pero inalterable frontera que separa a la impostura de la postura, a través de la firme decisión de buscar siempre el otro lado del espejo, que es donde está la llave que abre siempre el mejor sentido de lo que queramos hacer. “Así, así, descarado...que se note...con intención…: 1, 2 y......mmmPÁÁÁ!!!”.

 

Antonio atraviesa como savia común toda la historia de nuestra música guapa (Smash, Goma, Silvio, Lole y Manuel, Pata Negra, Veneno...) y toda esa música libre atraviesa también a sus nuevas canciones. Es el primer actor de toda nuestra película y el único que no ha cejado ni un minuto en buscar y encontrar su verdad y aquí está, como nuevo, una vez más.

 

El mundo en que empezó a vivir necesitaba esa transformación en la que seres especiales, como él, fueron los héroes reales de nuestra libertad de hoy. Y el mundo de hoy, de nuevo, necesita que se le recuerde, de verdad, para qué hay que tocar Música, de QUÉ se trata.

 

Díselo, Antonio.

 

 

Raúl Rodríguez. 2010. 

REDES

  • Facebook - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • SoundCloud - círculo blanco

© Annabel H. Beltrán  2018

  • Facebook - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • SoundCloud - círculo blanco